Search

Chilling Romance: I see dead (and funny) people

Les traigo una película que descansaba en mi disco hace tiempo y que por diferentes motivos no había tenido oportunidad de ver. Había leído diversos comentarios en la Red, y todos, aunque con diferentes palabras, apuntaban a lo mismo. De hecho al momento de su estreno tuvo un éxito considerable. No me llevo muy bien con las películas que se pasean en lo alto de la taquilla pero hay excepciones que logran convencerme. Esta ha sido una de ellas, sin dudas.

¿El argumento? No vamos a dar muchas vueltas. Con esto siempre camino en puntas de pie, ya que no me gusta contar nada de más. El spoiler es una tentación a la que siempre nos enfrentamos cuando hablamos de estos temas. Es fácil ver el trailer, pero es difícil disfrazarme de trailer usando palabras. Intentémoslo. ¿Cuál es la trama más trillada en el cine de terror de los últimos años? Si que sí: vivos que no saben donde tienen el ombligo pero que ven gente muerta. Y claramente en Oriente los muertos son mas exhibicionistas porque se le aparecen a todo el mundo (algún día hablaremos de esa mórbida costumbre.) A esto se suma una historia de amor que surge como una casualidad, pero que minuto a minuto irá tomando forma, logrando conmovernos.

La magia y el misterio son también ingredientes de esta realización y operan como hilos narrativos que contribuyen a darle cierto color a la trama. Nos daremos cuenta más tarde que la magia no es tal y el misterio no es tanto. Confieso que estoy un poquito cansado de las muchachitas tenebrosas que vienen de las húmedas profundidades con el pelo enmarañado y lleno de algas. Más allá del lacio del cabello del terrorífico partenaire, la trama no es lánguida en absoluto. Es una película nacida del absurdo y es por eso  que se disfruta tanto.

Dosis adecuadas y perfectamente distribuidas de terror, amor y humor…La archi y megaconocida formula del “-OR”. Tres ingredientes que no se suelen encontrar en una sola historia, pero que en este caso se conjugan de una manera interesante. De hecho, en la diatriba de los personajes surge esta cuestión: Las protagonistas de películas de horror nunca se enamoran. Es una regla esencial y sin embargo, aprenderán que hay excepciones. Es claro el guiño a “Sexto Sentido”, solo que en un ambiente caricaturizado. Y que es la caricatura sino una forma cómica de ver la realidad. “Veo gente tuerta” debería ser el mantra del argumento principal de la película.

Es un dato de color y que nada aporta pero aprendo película tras película, que a los coreanos les encanta el alcohol y lo utilizan como excusa para digerir las situaciones incomodas. De hecho, en esta película el soju (algo asi como el sake) tiene un papel estelar. No soy un especialista en doramas, ni mucho menos, pero creo encontrar en esta película la tónica de ese tipo de realizaciones. Una trama dinámica que se desenvuelve sin muchas complejidades ni vueltas de tuerca. Cada escena es puesta al servicio de alguno de los pilares narrativos de la película.

Hablemos un poco de los protagonistas. Suelo ser despistado con algunas cosas, pero tengo buena memoria visual. Cuando veo una cara la reconozco, más allá de que la haya visto tan solo una vez. Eso me pasó con la protagonista. Nunca vi un dorama completo, pero sabía que de algún lado conocía ese bello rostro. Y ahí estaba la protagonista de “Personal Taste”, la señorita Son Ye-jin (손예진), en el papel de esta hermosa (aunque un poco traumada) jovencita. Me reí mucho con ella, más de lo que me asusté. De todas formas, cuando la película toca los rincones más emotivos, Yeo-ri (여리) logra conmovernos como ninguna.

¿Qué podemos decir sobre él? No había tenido la oportunidad de verlo en otra película o serie, por lo que fue mi primer encuentro con Lee Min-ki (이민기). Su papel , el del joven mago Jo-goo (조구), lo desarrolla de manera más que convincente, y en algunos momentos (al igual que su asistente) logró robarme una sonrisa cómplice. Caótico en su manera de expresarse, temeroso de lo que desconoce, pero profundamente enamorado será una grata sorpresa para todos aquellos que decidan ver esta película.

Párrafo aparte merecen las amigas de la protagonista. De hecho, creo que fueron de las participaciones que más disfruté. Cada una de sus intervenciones me mataron de risa, y con sus matices logran hacer mucho por la idea general que hay tras la trama.

¿Se van a reir? Bastante ¿Van a tiritar de miedo? No podría afirmarlo, ya que no conozco la sensibilidad de todos, pero asumo que alguna que otra escena les dará un chucho de frio. ¿Van a llorar? La lágrima está preparada para disponerse en algunas escenas; asi que si son de pañuelo fácil, téngalo al alcance. ¿Se van a enamorar? Seguro. Siempre nos enamoramos cuando los coreanos se enamoran. Pequeño dato de color: Es una película muy popular, por lo que está dando vuelta por toda la red (incluso la pueden ver online en algunos sitios con subtitulos en español). Solo tienen que buscarla. Espero disfruten de este escalofriante romance. Los espero en Hiroshi-XP, mi espacio en Facebook, para que me cuenten sus impresiones.




A %d blogueros les gusta esto: