Search

Jo Kwon – I’m Da One [Album Review]

Jo Kwon ha crecido y en el marco de ese proceso ha tenido la oportunidad de debutar como solista. Conocemos ya todo su trabajo junto a 2AM, en el que se destacan las baladas y las canciones que apelan a temáticas más tradicionales en lo que refiere al planteo escénico. Con “I’m Da One”, su nuevo disco solista, tenemos la oportunidad de conocer otros aspectos de su personalidad musical y en razón de ello, nuevas facetas.

Por algún lado tenemos que comenzar, y que sea entonces con el primer track del disco, “Awesome Girl”. No es cuestión de ponerme en exquisito, pero nos encontramos con la canción que menos me gusta de todo el disco, quizás la única. Una ensalada vocal repleta de un chirrido electrónico que no pega con nada. No suelo ser muy amigo del rapeo en las canciones de pop, y a segundos de comenzar ya nos tropezamos con uno. Me crucé con una canción que tranquilamente podría ser de Sean Kingston con algún raperito norteamericano de segunda categoría. Las intervenciones de Jo Kwon, sin embargo, aportan el toque diferente que mantiene la canción a flote. Chapotea un poco en olas melódicas, pero nada más que eso. Podemos prescindir de ella sin perder nada en el camino. Esta muy clara la presencia de ritmos electrónicos, de esos que se suelen escuchar como introducción en muchas rolas bolicheras en las discotecas de Europa. Algo de verano tiene en su planteo estructural, pero no resulta del todo refrescante.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50937906″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=ebd436″ width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Pasamos inmediatamente a “Animal”. Acá Jo Kwon da rienda suelta a todo su salvajismo musical. Arrastrándose por la melodía, comienza con su manifiesto savage. Fue la primera canción que escuche de todo el disco, ya que se lanzo con anterioridad y en principio me desorientó un poco, pero es lógico ya que estaba muy acostumbrado a escucharlo en baladas. A diferencia de la anterior, los toques electrónicos no me molestaron en absoluto. El leader de 2AM toma esta canción como una excusa para mostrar su faceta más osada, incursionando en juegos vocales. De a ratos todo parece un sugestivo murmullo en nuestros oídos, dando lugar segundos después a un par de gritos animales. Es una canción equilibrada, en la que el invitado y su rapeo ametrallado no molesta en absoluto, sino todo lo contrario, sumando a la idea general de la canción. El ABC del electropop está presente a lo largo de todo el tema. Es clara la influencia de Avicii, siendo quízas el track más electrónico de todo el disco (con el BPM más acelerado), denotando la intervención directa del DJ sueco. Los que lo conocen un poco más, pueden encontrar en algunas partes el clásico KKap al que suele recurrir en algunos programas de variedades.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50938748″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=000000″ width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Seguimos nuestro camino, y llegamos a las puertas del reino de Jo Kwon. Estamos frente a una de mis canción favorita, casualmente la que da nombre al disco, “I’m Da One”. 100% pop, si lo entendemos como pop moderno. Optimista desde sus primeros acordes, pegadiza hasta el hartazgo, dinámica, divertida. Es una de esas canciones para escuchar bien temprano en el comienzo de una semana para recargar energías.  No nos da respiro, lo que contribuye a que no nos distraigamos con los pequeños detalles musicales que la decoran. El estribillo es bastante potente y quizás sea el que determina el carácter completo de la canción. Efervescencia. Sabemos que Jo Kwon suele exprimir todo su potencial en los estribillos, y esta no es la excepción. Los ritmos electrónicos también tienen presencia en este track, aunque están un poco disimulados en la esencia pop de la canción. Está hecha para divertir al intérprete y a su vez es un mensaje que nos da la pauta de que este muchachito sabe lo que quiere y tiene idea de cómo conseguirlo. Más allá de que el titulo sea un guiño de EGO, la canción en absoluto tiene que ver con eso, sino que es mas un mimo al autoestima de aquellos que lo necesitan que un planteo soberbio y antipático. Me gustó mucho.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50940700″ params=”auto_play=false&show_artwork=false” width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

No podría definir muy bien la canción siguiente, ya que es un hibrido entre una balada midtempo y un pop colorido. Hablamos sin dudas de una las mas bonitas del disco, “Lipstick”. Jo Kwon nos muestra todo el color de su voz acompañado por un ritmo súper agradable. Es otra de esas canciones que me robó una sonrisa en la primera escucha. Tiene un alto electrónico que contribuye mucho a colocarla en una especie de montaña rusa melódica. Su planteo de cancha popera en determinadas partes dan la posibilidad a Jo Kwon de definirla perfectamente. Si tuviéramos que acomodarla en algún espacio temporal, sin dudas corresponde a las primeras semanas de un noviazgo que promete. Todo es amor, todo es lindo y los ojos se transforman en pequeños corazones. Sin dudas, un highlight dentro del disco y una perfecta continuación en clave romántica de “I’m Da One”. ¿Dedicada a su princesa?

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50941324″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=ff0021″ width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Todo se calma un poco. Quizás en la misma tónica que la anterior, pero en otra etapa de la relación nos cruzamos con “Who´s Loving you Now”. Ese noviazgo que tan bonito había empezado, llegó a su fin. Ojo, no es un planteo a lo Pimpinela. Con la ventaja que la distancia ofrece, Jo Kwon se pregunta por el destino de su antiguo amor. Los recuerdos le dan la razón y quiere pensar que nadie tratara a su amada como el lo hizo. Es una canción bonita y deja entrever algo de la melancolía que suele enriquecer la práctica vocal del joven leader de 2AM. El beat no baja, es una constante a lo largo del disco pero es en otro tono, bastante más calmo. No hay ningún feat. de relleno, por lo que Jo Kwon tiene la posibilidad de respirar y moverse cómodo a lo largo de la canción. Confieso que hacia el final es cuando la canción termina de convencerme por completo. No hay dudas, pero tampoco demasiadas certezas. Esta canción junto con la anterior hacen un par complementario que queda de maravillas.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50941962″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=a83537″ width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

La magia se hace cargo del disco en el track siguiente. Con un planteo “futuristico”, nuevamente pleno de ritmos electrónicos Jo Kwon se hace el cancherito en “Wingardium Leviosa“. Nos desafía con dar muestra de su verdadero poder. Otra canción de discoteca, muy ligada a estructuras clásicas del K- Pop. Repetición, ritmo frenético, colorinche musical. El hechizo cobra fuerza a medida que el track avanza. Es un juego de seducción en clave de Hogwarts. El problema es que no somos nosotros quien tenemos la varita. Fue una grata sorpresa, y a esta altura del disco sirve para despegarnos de las dos canciones anteriores en las que el planteo era un poco más romántico. Atrevida aunque no tanto como “Animal”. Define la esencia de Jo Kwon, esa mezcla de desenfado con inocencia de juguete. El muchacho se quiere divertir a toda costa.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50942564″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=eb36d1″ width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Llegamos a una instancia en la que encontramos otra de mis preferidas. Saben que reniego del feat. pero en este caso está mas que justificado. En clave rockera, Jo Kwon se junta con su amigo  y compañero de 2AM, Jinwoon para “Something ‘Bout You” . Los dos hacen una pareja explosiva, ya que combinan un ritmo potente con la sensualidad de las voces. Un duo en el que se potencia la testosterona. Diríamos en Argentina que es una canción de levante. Los muchachitos saben lo que quieren y creo que tienen algo de idea como conseguirlo. Repito, quizás sea la única canción “rockerita” del disco y deja entrever el paso de Jinwoon por “Dream High”. La dupla rinde y da magníficos resultados. Es el feat que más me ha gustado de todo el disco, y el único que no merece ningún tipo de reproche de mi parte. El pop se cuela por alguna rendija, pero los ritmos electrónicos predominantes en las canciones anteriores se hacen a un costado. Un in crescendo repetitivo pero que queda de maravillas. Nos encontramos con Jo Kwon casi afónico y con voz ronca, dando muestras de algo de la masculinidad relegada en tracks anteriores. Vale la pena.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50943047″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=4836eb” width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Con las muchachitas de GLAM, Jo Kwon se va para el “Heaven”. Melodía bonita, también con cintura electrónica, pero muchísimo mas tranquila. Es un buen dueto pero no termina de convencerme, más que nada porque Kwonnie se pierde a lo largo de la canción y queda desdibujado. Creo que esta es una canción que sirve como excusa para presentar a GLAM. Podría salteármela y nada cambiaria. Muy coreana, eso sí. Destaco eso porque veníamos un poco perdidos con tantas frases en ingles. No objeto esa decisión de composición, pero es bonito escucharlos en su lenguaje original, pulido y sin agregados extranjerizados. Podemos ponerla del lado de las canciones tranquilas, pero transparentes.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50943599″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=36d9eb” width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Ufff…Llegamos a un punto clave del disco. “Just a Kiss” se convierte sin dudas en mi canción favorita. Si tan solo tuviera que quedarme con una, sería esta. Nos encontramos con un Jo Kwon cantando completamente en ingles  en una balada a la que la palabra hermosa le queda chica. Nos demuestra toda su ternura y compromiso en cada uno de los versos pronunciados. Su “engrish” aparece pulido en cada uno de las palabras, y en la vuelta que da con cada “r” podemos encontrar un guiño que nos devela su origen. Claro está que este es el terreno en el que Jo Kwon se siente más cómodo y en el que más se destaca su potencial, no solo vocal sino también interpretativo. ¿Rompecorazones? Definitivamente, más allá de que lo que se plantea en la letra sea un mensaje de agradecimiento con cierto tono de nostalgia. Es bonito escucharlo en ingles. Sabemos que cuando hablamos en otro idioma, cambia nuestra voz y en consecuencia, nuestra capacidad de expresarnos. Conocemos otra faceta de nosotros y eso se potencia cuando hay tanta simpleza. La melodía acompaña perfecto. Quizás esté un poco alejada de la balada clásica a la que nos acostumbramos con 2AM, pero eso es lo que la hace particularmente bonita.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/50944100″ params=”auto_play=false&show_artwork=false&color=eb3654″ width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]

En definitiva, el debut solista de Jo Kwon ha significado una posibilidad de conocerlo un poco más. Alejado de su desempeño clásico en 2AM, grupo en el que sin dudas es una pieza fundamental, ha demostrado estar a la altura de las circunstancias y bancarse el peso de un disco completo sin titubear. Una experiencia creativa directamente ligada al pop en su versión más divertida, aunque hay pequeños guiños a recetas tradicionales de la música occidental con algún que otro agregado del electropop europeo. Disfrutable al 100%. No lo olviden: Retribuyan a sus artistas comprando los discos originales. En el caso de “I’m Da One” recibirán todo en un packaging más que interesante.