Search

Estafadores Estrafalarios

Llegó el momento de ocuparnos del cine coreano. Al menos por acá el fin de semana está ideal para encerrarse a ver algunas películas y dar rienda suelta al pecado de la gula. No es cuestión de atiborrarse el alma con postres y chocolate, pero nos podemos tomar ciertas licencias calóricas. Las películas de esta semana combinan acción y comedia, por lo que seguro vamos a perder algo de peso riéndonos.

Lejísimos y muy cómoda en el primer lugar de la taquilla encontramos a “The Thieves” (도둑들), estrenada el 25 de Julio, y que ya lleva la friolera de 9.237.475 entradas acumuladas. Yo pensaba que preferían pasar el verano al aire libre, pero al parecer esta película de malhechores atrajo masivamente al público. ¿De que va la historia? Con el fin de dejar que las cosas se enfríen después de su último “trabajo”, Popeye y sus secuaces deciden ir  Macao (algo así como Las Vegas del Lejano Oriente) para hacer de las suyas. Sin embargo, detrás de este nuevo atraco se encuentra un viejo socio de Popeye, Macao Park, que logró escapar hace unos años con 68 kilos de oro. Todo da un giro inesperado, cuando aparece en escena y de manos de Popeye, la señorita Pepsi (sí, también me reí cuando leí ese nombre), una antigua novia de Park, que ahora está del lado de su socio. Parece que las cuentas a veces se saldan de esta manera pese a que el amor y los negocios nos e lleven de maravillas. El objetivo de este grupo de ladrones es un diamante de 20 millones de dólares conocido como “La Lagrima del Sol”, guardado bajo extremas medidas de seguridad en un casino.

Los antiguos socios tendrán que trabajar juntos para tener éxito, pero la desconfianza mutua complica un poco las cosas. Una clásica película de robos y estafas con cierta impronta hollywoodense. De hecho, los guiños con Ocean´s Eleven son evidentes. La misma está protagonizada por Kim Yoon-seok (김윤석), como Macao Park y Lee Jeong-jae (이정재) como Popeye. Kim Hye-soo (김혜수) será la bella señorita que se interpondrá entre estos dos antiguos compañeros de aventuras delictivas.

Pasemos ahora a la película que ocupa el segundo lugar en la cartelera. “The Grand Heist” ( 바람과 함께 사라지다) cuenta la historia de Duk-Moo (차태현), el hijo de un noble y una concubina. Debido a las estrictas leyes de la época y las costumbres del Periodo Joseon, este joven se encuentra incapacitado para acceder a cargos de gobierno debido a los antecedentes de su madre. Descartando entonces la posibilidad de acceder a un lugar de poder, pasa sus días como vendedor de libros en el mercado local. Es en este momento que aparece lo más bizarro de la trama, el nudo de la misma: el hielo. Este producto, casi un bien de lujo, es celosamente administrado por la familia real. El noble más poderoso de la región, Jo Myung-Soo, tiene intenciones de apoderarse de ese negocio, obteniendo así los derechos exclusivos. Para lograr ese objetivo necesita deshacerse del padre de Dyuk-Moo, su clásico rival, al igual que de Dong-Soo (오지호), el oficial que está a cargo del almacén de hielo

Con el plan en marcha, el padre de Duk y el empleado Dong son condenados al exilio. Duk decide entonces defender el honor de su padre y poner obstáculos en el sucio negocio de Jo Myung. En razón de ello, no tiene mejor idea que robar el gran almacén en el que se deposita todo el hielo y hacerlo desaparecer. Con ese objetivo en mente contrata a los mejores especialistas de la región; un grupo de tareas que lo ayudara en esta desopilante aventura. Aparentemente el apetito por el delito está a flor de piel entre el publico coreano, ya que son dos las películas con estas temáticas las que se ubican en la cima de la cartelera. A diferencia de la película anterior, en The Grand Heist encontramos más toques de comedia, sumado al ambiente de época que tiñe a todo de manera especial.

Concluimos este repaso con “I Am a King” (나는 왕이로소이다). Esta película centra su historia en Choong-Nyeong, un joven príncipe algo confundido. Aprovechándose de esta debilidad, uno e sus servidores decide traicionarlo, poniendo en marcha una revuelta con la finalidad de desplazarlo del trono. Advertido de esta situación, el príncipe escapa del castillo. En medio de la historia, un esclavo idéntico a Choon-Nyeong aparece en escena. Una serie de eventos lo lleva a parecer inconsciente dentro de los muros del castillo, y al despertar se da cuenta que se ha convertido en el heredero del trono. A partir de esta confusión en la que los personajes intercambian sus roles se desarrollaran distintas situaciones desopilantes, que a la manera que nos tiene acostumbrado el cine coreano, combina elementos e acción con otros de contenido histórico y comedia. Nadie sabrá quien es el verdadero rey.

Tres películas que tienen como hilo conductor al engaño. Esas casualidades que se dan una vez cada tanto y convierten a la cartelera en un espacio monotemático. Todas tienen puntos interesantes para resaltar y tan solo con ver los trailers podemos ver que son realizaciones entretenidas. Esperaremos otros estrenos para mantenerlos informados.




A %d blogueros les gusta esto: