Search

[Exclusivo de Xiahpop] Odisea de un Fan Novato parte 2: Xiah Junsu en México

Primero que nada, una enorme disculpa por la tardanza de esta entrada, el viaje a la ciudad de México no me sentó bien y llevo estos dos días enferma, la altura de la ciudad de México sí que afecta, pero aquí les tengo este segunda parte de la “Odisea de una Fan Novato”, en la primera les conté como fue que conseguí mi boleto, hoy al fin les cuento que tal me fue en mi primer concierto de K-pop, aun no puedo creerlo a pesar de que estuve ahí, MI PRIMER CONCIERTO DE K-POP…

Es la primera vez en mi vida que hago algo como esto, irme a una ciudad desconocida por ver a alguien, los pocos conciertos en mi vida han sido los que se presentan en mi pequeña ciudad, y no tiene comparación alguna, pero ya les cuento paso a paso…

No tenía ni la menor idea de cómo llegar al auditorio Black Berry, lo único que se me ocurrió fue preguntar en la pagina del evento a ver si alguien me podía enseñar a usar el metro, y afortunadamente varias personas me respondieron, resulto que era más fácil de lo que creía y hasta un mapa marcado me enviaron.

No sé como sea en otros países, pero en México, el DF tiene fama de inseguro, se ven cosas en las noticias todos los días y yo iba con el terror de ser secuestrada o asaltada al girar la esquina. Pero debo aclarar que el DF como todas las ciudades tiene su lado negativo, pero no es como uno se lo imagina, es una ciudad caótica, pero como cualquier otra, al menos debo decir que yo no tuve ningún problema, excepto que como no tenía idea de cómo usar el servicio y me perdí en los andenes, tuve que hacer muchas consultas para tomar el correcto.

Al fin llegue y había una fila larguísima, en serio larguísima, no sabía hacia dónde ir, sólo empecé a caminar, pero mientras aproveche para pedir a algunas personas una foto especial para Xiahpop. Esto resulto tan agradable, ver gente de todas las edades formadas por el delfín.

Al fin encontré a mis amigas, les dejo una simulación de la fila para entrar, donde está la estrella es la parte por donde más o menos yo estaba. De la línea verde ni siquiera tengo la menor idea de hasta donde llegaba el final.

La fila también es una grata experiencia, quien mejor que nosotros sabe lo difícil que es hablar con personas reales sobre nuestra amada Asia, pero tener a tanta gente que lo habla de manera natural a tú alrededor puede hacer que cualquier hora de espera sea gratificante. Aunque claro, siempre está la típica chica que sólo le interesa lo lindo de los coreanos, que te molesta solo de oírla hablar, pero nada iba a arruinarme ese día.

Siguiendo con la fila, había varios chicos de Sudamérica, e incluso unas chicas de Japón y coreanos que residen en México y no quisieron perder la oportunidad.

Entre los momento bizarros, quiero destacar la venta de mercancía no oficial que había pasando por la fila, y la verdad, las personas que vendían no sabían ni quien era Junsu, tanto que hasta un vendedor de playeras llevaba a Jaejoong en una presentándolo como el delfín y otro que gritaba “lleven sus playeras del evento de Junsu” ¿Cuál fue el problema?, bueno lean la “j” tal y cual y lo hacemos en México, sin cambiar el sonido para pronuncias “Yunsu” y me entenderán. La verdad es que los abucheos fueron lo menos que se merecían.

Mucha gente se detenía a preguntar qué es lo que “regalaban” para provocar tal caos en los alrededores, claro que la mayoría ni idea de quién era el talentoso Xia Junsu.

Después de 6 horas de pie, ya no aguantaba el dolor de piernas, hambre no tenia, los nervios no me dejaban comer, pero eran mis piernas las que ya no me dejaban, y tampoco a mis amigas, pero la fila no daba señales de avanzar y todavía faltaba el concierto en si.

Al fin comenzamos a entrar, avanzamos tanto que me sorprendió lo lejos que estábamos de la entrada.

Ya estoy dentro al fin, pero para nuestra mala sorpresa, el lugar estaba muy mal hecho, la parte VIP estaba bien, pero la de atrás, había una especie de desnivel y si te parabas ahí no se veía más que la cabezas de los VIP’s, así que me tuve que ir un poco más atrás. Por lo de las cámaras, pasaron sin problemas.

 

 

Mientras esperábamos a Junsu, pudimos ver el MV de TARANTALLEGRA en las pantallas y la energía ya se estaba desbordando.

“Xia Junsu Saranghe”… “Ole Ole Junsu, Junsu”… y el infaltable “Cielito lindo”, todo esto se vivió antes de que Junsu saliera.

 Y al fin dio inicio, y el dolor de piernas que ya no aguantaba se me olvido en el segundo en el que vi a Junsu en el escenario, por un segundo el sonido se fue de mis oídos, no lograba creer que lo tenía enfrente.

Años viéndolo por el monitor de mi PC y finalmente ese segundo había llegado, el segundo en el que vi lo real que era. Me costó creerlo en verdad, no sé si han experimentando lo mismo, pero ese primer vistazo resulta único en la vida, comprobar que en serio existe, es que no sé cómo expresarlo en palabras, sólo sé que es una sensación maravillosa, una especie de logro ver al fin a uno de tus artistas favoritos en vivo, será que tanto lo sueñas que cuando llega es más difícil de creer que lo que imaginabas que seria.

Quise tomar fotos y video mejor, pero la verdad no me importo registrarlo, quería disfrutar cada segundo de este concierto y así lo hice.

“No Gain” es de mis canciones favoritas de su disco, y escucharla en vivo me hizo llorar, jamás había entendido a las fans que lloraban a los conciertos, hoy sé lo que se siente escuchar esa canción especial cantada para ti (no específicamente, pero saben a qué me refiero).

Después de 3 canciones al fin llego la parte donde él se presento (como si no supiéramos a quien veíamos >.<). Maravillosamente nos dijo “mucho gusto” y a través de la traductora mencionó lo sorprendido que estaba por el recibimiento que honestamente no se esperaba.

Un show con un 200% de entrega total, Junsu sí que es todo un showman. En otras de las pausas nos menciono que el monte Hallasan es el punto más alto en Seúl y aun así la ciudad de México es aun más alta sobre el nivel del mar y le costaba trabajo respirar, y aun así, lo dio todo, en su baile y sobre todo en su voz, esa maravillosa voz que lleva hasta las lagrimas.

El show continuo con 4 cambios de vestuario y una pausa donde los bailarines nos mostraron que sabían hacer, por cierto son guapísimos y las chicas tan bellas (momento yuri del día).

 

En este preciso momento no recuerdo el orden de las canciones, sólo recuerdo que a cada una la termine amando, pero el momento más grandioso fue cuando al fin cantó TARANTALLEGRA después de mostrarnos que tanto se había esforzado en los ensayos y lo difícil que era hacerlo en la altura del DF.

Me gustaría hacerles un mejor resumen, pero en verdad me cuesta expresar todo lo que quisiera contarles, es tanto lo que me gustaría poner aquí, pero no terminaría. Así que solo destacare lo último que a mi parecer fue lo mejor de todo:

  • Entre los tres deseos que Junsu acostumbra cumplir en sus conciertos, un fanboy le pidió una foto y el afortunado chico subió al escenario y recibió un brazo su ansiada foto (maldito suertudo, de la mejor manera dicha).

  • El show fue fabuloso, sin duda alguna Junsu dejo el corazón en ese escenario pequeño en comparación en los que se ha presentando anteriormente, y aun así actuó como si estuviera llenando el estadio Azteca (el estadio más importante en México). Incluso pidió disculpas por haber tardado tanto en venir.

  • Al parecer los mexicanos logramos hacerle sentir el amor que le tenemos través de nuestra emoción y gritos, no sólo hacia él, sino también a sus compañeros de JYJ, que nos dijo que le mencionaría a sus compañeros lo increíble que el público mexicano, y sé que soy mexicana, pero debo hacer una observación que la verdad hago con mucha objetividad, tal vez fuera resulto un caos, pero una vez dentro, supimos comportarnos y demostrar que México tiene mucho amor para dar.

Poco más de dos horas después, sin garganta seguiamos gritando, y Junsu cerró el concierto con “The Tree Covered In Dew”, una balada hermosa con la que todos terminamos en las lagrimas, solo de recordarlo me vuelven a los ojos de nuevo, fue un momento maravilloso mientras cantaba con esa hermosa voz.

Otra cosa a destacar, me parece que la más importante, es que mientras en Asia se aplaude después de una balada, pero los mexicanos somos diferentes, y además de aplausos, los gritos y las porras y el cielito lindo son las formas en las que expresamos nuestro amor, tanto que a veces no se escuchaba ni al mismo Junsu, pero al final, comenzamos a aplaudir para dejarle saber que todo el show significaba mucho para nosotros. Junsu hizo una larga reverencia, y se dice que esto solo lo ha hecho en Corea y ahora México, que gran manera de agradecernos y de hacernos sentir aun mejor de ser sus fans, ya se ha mencionado antes en “Cosas de chinos” que los artistas asiáticos son muy agradecidos y este día lo tuve más que claro.

Antes de terminar, es necesario que les diga lo malo que hicimos compatriotas, y es que a pesar de que durante el concierto la verdad lo hicimos muy bien, con mucho respeto entre nosotros, sin faltarle el respeto a Junsu o su staff, si dejamos mala imagen en otros aspectos:

  • Resulta que un chico se hospedo en el mismo hotel y lo estuvo acosando durante su estancia en la ciudad, sé que dirán que fue sólo una persona, pero gracias a esta persona, todos quedamos muy mal.
  • Las chicas que lo persiguieron hasta su hotel e incluso su vehículo, provocaron que nuestro Delfín se quejara con su embajada, e incluso el acoso afecto a su fotógrafo Jun, para más detalles de este evento, checa la nota sobre el día previo al concierto y la reunión que se dio “México por Junsu”.
  • Mi gente querida, que vergüenza la cantidad de basura que dejamos en los alrededores del lugar, y sé que era difícil dejar el lugar en la fila para buscar un basurero, pero no era imposible, había tantas formas de dejar limpio, honestamente, en este aspecto somos una vergüenza, es nuestro propio país amigos y no podemos siquiera guardar una botella en nuestra mochila u organizar una bolsa de basura. Además había comunidad internacional que se llevo una mala imagen de la cultura de limpieza de los Mexicanos.
  • La entrada y la fila fueron un desastre, aquí también es un poco culpa de la gente del evento que no nos supo decir hacia donde debía hacerse la fila, al menos fue una minoría la que causo disturbios y el resto de nosotros respeto el lugar de los que había llegando desde hacía horas.

El concierto terminoó, por suerte mi prima vive en la ciudad y pude contactarla para quedarme con ella, pues ya era muy tarde para volver a casa. Salí del sitio con un nudo en la garganta y con ganas de seguir gritando, y aun así, con dolor de piernas por la horas de pies.

Ya recostada en mi cama mientras recordaba cada detalle, no pude evitar llorar de nuevo. Tal vez algunos piensen que no es para tanto, alguna vez lo pensé, pero déjenme decirles que no sabes lo que se siente hasta que lo experimentas en tú propia piel, te lo pueden contar miles de veces, pero no hay nada como estar ahí.

 

Sólo espero que a pesar de lo negativo, hayamos logrado hacerle sentir a Junsu el amor que hay en México y dese volver en el futuro y si se puede como JYJ.

Creo que al menos de la ciudad si se fueron contentos e impresionados. En su twitter oficial, Jun, su fotógrafo, expreso lo mucho que les habían gustado los tacos y la cerveza, incluso llego a decir en uno de ellos “a little cruda” y que le encantaban los “pastor tacos”. Debo destacar que muchas de las personas que visitan México terminan con ganas de volver, así que esto no me sorprende.

 

Ojala pueda ir a más eventos en el futuro, pero nada nunca se comparar a este sentimiento único de la primera vez que asistí a un concierto de K-pop.



Somos XiahPop, el magazine online que más sabe sobre cultura asiática. Con el staff más completo y capacitado. Trabajando desde el año 2008 para difundir la cultura asiática a través de nuestra página web y eventos.