Search

26 Years: Un oscuro capítulo de la historia coreana

El día parece que se hubiera puesto de acuerdo con mis ideas, brindándome el marco ideal para contarles sobre esta película pronta a estrenarse en todos los cines de Corea. El cine comercial suele ofrecer películas que son fáciles de digerir: comedias románticas, acción, terror y muy de vez en cuando algún drama con ingredientes atípicos. En este caso no hablaremos sobre una película que pueda ser encuadrada en alguno de esos géneros, más allá de que combine diversas características que de alguna u otra forma podrían emparentarla con un drama basado en hechos reales.

Inspirada en una historieta del año 2006, “26 years” (26년), un thriller de acción, combina elementos de ficción con la historia reciente de Corea el Sur, donde sus protagonistas intentan asesinar a Chun Doo Hwan, un hombre fuerte de la política local, que tomó el poder mediante un golpe de estado contra una facción rival militar en 1979. La película está ambientada 26 años después del levantamiento de Gwanju, jornada en la que un grupo opositor ofreció resistencia al gobierno autoritario de Chun, siendo salvajemente reprimidos. Muchos de los responsables de esa masacre siguen activos políticamente y ocupan posiciones privilegiadas en la sociedad surcoreana ya instalada en una floreciente democracia. Un grupo secreto de atletas, policías, gangsters y jefes de diversas compañías, ponen en marcha un plan para ajusticiar a la persona responsable de esa brutal represión. En la trama de esta película el paso de los años no es garantía de impunidad.

Muchas fueron la dificultades económicas que debió enfrentar su productor Choi Yong-bae, ya que no muchas personas ni compañías tenían la voluntad de poner dinero en un proyecto en el que estuvieran involucradas temáticas sensibles de la política e historia contemporánea de Corea, más aun en un año en el que se definen las elecciones presidenciales. Así es, la industria del cine, apartada de los aspectos creativos, también tiene sus vericuetos. Al menos en el circuito comercial nada está librado al azar. Esto llevo a un curioso método de financiación, ya que la mayoría de los fondos con los que se realizó la película fueron donaciones particulares, de distinto origen y partiendo de montos ínfimos a sumas considerables. Cuando hay intención de realizar un proyecto  por más controversial que sea, siempre hay alguna forma de llevarlo adelante.

Una de las grandes razones por las cuales no es fácil encontrar inversores es que esta película es sobre el castigo dijo Kim Nak Ho, un investigadores de la Universidad Wisconsin-Madison. Mientras otras películas relacionadas con la masacre de Gwanju están enfocadas en el sufrimiento de las victimas, este thriller se enfoca en las represalia que un grupo de personas emprende contra Chun y sus colaboradores.

Es importante conocer que es lo que se esconde tras el velo de esta historia. En la vida real, Chun fue condenado a prisión perpetua por el Tribunal Supremo, acusado de motín y traición, delitos relacionados con el golpe de estado y la represión de Gwanju. Luego de recibir el indulto presidencial en 1997, el anciano de ahora 81 años vive en una casa fuertemente custodiada en las afueras de Seul.  La película es una critica a la sociedad actual. La imposibilidad de castigar de forma correcta a los culpables, no les deja a las victimas otra opción más que la de tomar la venganza en sus manos afirma el productor general del proyecto.

Si hablamos de los protagonistas, no podemos dejar de lado a una de las caras más conocidas de la película. Seulong, integrante de 2AM, hace una verdadera incursión en la pantalla grande con un papel humilde pero de gran compromiso. El joven cantante interpreta a Kwon Jung Hyuk, un oficial de policía que cumplirá un rol fundamental en el desarrollo de la trama. Han Hye-Jin aparece en el papel de Shim Mi-Jin, una joven atleta con una historia liga a ese fatídico día el pasado. Encontramos también a Kim Joo-An, interpretado por Bae Soo-Bin, el secretario general de un gran conglomerado, quien también cumplirá un papel importante en la película. 26 years es un proyecto colectivo en el cual cada individualidad está puesta al servicio del conjunto, siendo indispensable el compromiso de los actores al momento de aparecer en escena. El trasfondo social y político de la historia genera una inquietud extra en todo el staff, potenciando el esfuerzo para ofrecer un producto final más que digno.

Es necesario hacer mención del soundtrack del proyecto. “Flower” es la canción insignia de la película, una pieza musical en la que participaron muchos artistas del ámbito local. Entre ellos podemos contar a Aktoong, Bae Subin, Bye Bye Sea, Horan, Seulong, Jin Goo, Jung Jichan, Kim Hyungjoong, Kim Jongseo, The Koxx, Lee Gyuho, Lee Hyunseok, Lee Seokhoon, Lee Seunghwan, Peter Pan Complex, Pia, Romantic Punch, Rose Motel, Soran, Taru, Trans Fixion, Yellow Monsters, Ynot, Yoon Dohyun, Yoon Sang, Yozoh, Zitten, and the cartoonist Kangfull. Actores y cantantes formaron parte de la grabación del video musical que se distribuyo junto con el tráiler. La canción fue originalmente lanzada el 12 de marzo 2003, tan sólo 8 días antes del comienzo de la Guerra de Irak. En ese momento la sociedad surcoreana se vio sorprendida por el mensaje de paz de la letra, una canción cuyo objetivo era sentar una posición en contra de cualquier tipo de conflicto armado. Ese es uno de los motivos por los cuales se adaptó perfectamente a la historia de la película, generando una sensación similar a la de su lanzamiento original.

La película se estrenará la semana próxima en todos los cines de Corea. La expectativa crece día a día, ya que son muchos los intereses involucrados en este proyecto, todos ellos ligados a un capitulo sensible de la historia reciente de ese país. En Latinoamérica tenemos algo más de experiencia sobre ese tipo de cine que se ocupa de las sombras de la historia, y sabemos que siempre es una experiencia interesante ver reflejado en la pantalla grande parte de lo que somos o fuimos como sociedad.

Via: Han Cinema + Huffington Post




A %d blogueros les gusta esto: