Search

Box Office (Corea): Butacas Risueñas

Poco a poco Enero se convierte en uno de esos lugares ya transitados del calendario. Momento ideal entonces para conocer las películas más vistas en Corea durante la ultima semana. Hemos tenido épocas en las que el drama se había apoderado de la pantalla pero aparentemente la crudeza del invierno hace necesaria un poco de risa, y las comedias que ocupan los primeros lugares son un acabado ejemplo de esa particularidad.

Box Office - Enero 2013

En el primer lugar, con un total de 1.350.291 espectadores, encontramos a Miracle in Cell No.7 (7번방의 선물), una comedia dramática (sí, existe esa confusión de géneros) que ha logrado conmover y hacer reír al público coreano en igual proporcion. Los protagonistas de esta simpática historia son Yong-Goo (interpretado por Ryoo Seung-ryong), un hombre con la inteligencia de un niño de 6 años, y su pequeña hija Ye-Seung (a cargo de la adorable Gal So-Won). Las circunstancias conspiran en su contra y son separados, pero con la determinación de sus compañeros de celda este afectuoso padre encontrará la forma para pasar tiempo junto a su hija. Miracle in Cell Nº 7 es una película que manipula a gusto las emociones del espectador, obligándolo a disimular el llanto luego de una estrepitosa carcajada, logrado especialmente por la inevitable identificación con alguna de las situaciones que se ven en el desarrollo de la película.

De hecho, la manera en la que son humanizados los guardias y prisioneros es particularmente inspiradora. Incluso aquellos que a primera vista parecen la propia semilla del mal, son capaces de generar empatía con el espectador a medida que la trama se desarrolla, llegando a un punto en el que nadie parece particularmente malvado. Tan solo un hecho singularmente horrible empaña el idílico ambiente que se logra crear, pero incluso ese acto tiene tras si un conjunto perfectamente entendible de razones, y más aun si entendemos que la prisión sirve de marco a toda esta historia.

Ocupando el segundo puesto de la cartelera otro estreno dentro del genero comedia ha logrado cautivar a los espectadores. Man on the edge (박수건달 ) nos cuenta la historia de Kwang-ho (Park Shin-Yang), un famoso gangster de la ciudad que comienza a sufrir eventos paranormales luego de ser apuñalado en un mano en una de las corrientes peleas a las que se somete en razón de su turbia ocupación. Concluye pues que el camino del chaman es la única solución a sus problemas y a partir de ese momento intenta compatibilizar su delictuoso presente con esta nueva ocupación ligada a la espiritualidad. En el transito por esta doble vida, nuestro protagonista comienza a ser visitado por diferentes entidades que habitan en el Más Allá. Una de ellas, una niña fantasma llamada Su-min (Yoon Song-Yi) comienza a ser una de sus visitantes predilectas. Kwang-ho se propone ayudar a esta pequeña alma en pena, pero una facción contraria de la mafia se opone entre él y el deseo de un alma en pena. La trama de la película girará entonces en la posibilidad de este gangster de complacer el último deseo de Su-Min. El público, tal como señale anteriormente, tiene ganas de reírse y los 532.087 espectadores (con más de 3 millones de tickets acumulados) que acudieron a las salas para verla no hacen más que confirmarlo.

El podio se completa con un amigo ya conocido por nosotros. Pororo, a quien tuvimos la posibilidad de conocer los últimos días, ocupa el tercer lugar con 312.877 espectadores. Más alla de que está dirigida a los más pequeños de la familia, el nivel de espectadores ha estado al nivel de las expectativas y se perfiló como una película para compartir en familia. En nuestros países seria conocida como la típica película infantil para las vacaciones de invierno. Las aventuras de Pororo y sus amigos ofrecen no solo una oportunidad para llenar la pantalla con estridentes colores, sino que nos da la posibilidad de pasar un rato entretenidos con una historia divertida.

Tras estas películas coreanas, se ubica la película animada Hotel Transylvania, la clásica historia de Les Miserables y la maravillosa Life of Pi. Pese a que no es visto como un acto de resistencia, la industria celebra cada vez que la producción local logra quedarse con comodidad con los primeros puestos del Box Office, y los ultimos números de enero sirven como corolario para un mes relativamente exitoso en ese sentido.

Via: KOBIZ