Search

Fantasías Animadas: El lado menos conocido de Corea del Norte

Estamos acostumbrados a ver en este espacio las últimas noticias sobre el cine surcoreano, los estrenos en su cartelera y las películas que logran tener éxito en el mercado mundial. De hecho hace poco nos ocupamos de la actualidad del fenómeno y les dimos algunas claves para entender la dinámica actual de la escena cinematográfica de ese país. Ignoramos tal vez que del otro lado del Paralelo 38º hay una industria que pese a no ser tan pujante como la de Seúl tiene un nivel de calidad que la posiciona entre las mejores de la región. Por eso, dejemos de lado los caprichos nucleares de su rechoncho líder y conozcamos que hay detrás de la animación en Corea del Norte.

Margarita Rodriguez, periodista de BBC Mundo, señala que “gracias al negocio de la subcontratación en Corea del Norte, a los bajos costos y al apoyo estatal al sector de la animación, la nación asiática se ha codeado con los mejores de esa industria casi en secreto, porque el cliente final suele desconocer el origen del producto.

Empress Chung - Corea del Norte

De hecho, el estudio de animación norcoreano SEK se ha posicionado en el número 85 del ranking de los 100 estudios de animación más influyentes de todos los tiempos, según la publicación especializada Animation Career Review. En el mismo informe se hace expresa mención de dos de las producciones más logradas del estudio de Pyongyang, “Light Years” y la bella historia de “Empress Chung”; dos filmes que pueden competir en igualdad de condiciones con las mejores películas animadas de Estados Unidos.

Tal como señala Paul Tjia, asesor en esta temática, “desde 1986 los estudios de animación norcoreanos han recibido ordenes del exterior para la producción de dibujos animados en 2D y 3D”. De hecho estamos hablando de un mecanismo de tercerización que brinda la posibilidad de una “animación a la carte”, según el gusto del cliente final. En la actualidad son más de 70 compañías extranjeras las que tienen algún tipo de acuerdo o convenio con estudios animación del país de la Península coreana. Este fenómeno se explica en parte porque la calidad del sector de animación en Corea del Norte es una de las más altas en el mundo, factor que se combina con los bajos costos que imperan en esa región del continente.

Subcontratación y mercado

La subcontratación es clave para comprender la dinámica de la industria de animación, indica Tjia. Cada año miles de jóvenes se gradúan en carreras relacionadas con ese campo, perfeccionándose muchos de ellos en China e India, siendo Europa otro destino viable. Con tarifas muy bajas (alrededor de 10 dólares por hora) los clientes tienen a su disposición un completo equipo de profesionales dispuestos a dar lo mejor de su técnica. Generalmente los consumidores finales desconocen la intervención de profesionales de Corea del Norte, ya que la intervención de ese país en el proceso de creación y animación se logra mediante intermediarios contratantes.

La colaboración de Corea del Norte en producciones internacionales suele ser encubierta o al menos disimulada, ya que por la creciente tensión política provocada por los arrebatos megalómanos de su líder no lo convierten en un socio simpático. Un director europeo, quien por diversas cuestiones decidió mantener el anonimato, brindó algunos detalles sobre el proceso creativo.

Usábamos FTP para el envío del material digital, pero me di cuenta que la transferencia tomaba más de tres días. Tras hacer averiguaciones, me enteré que el estudio no tenía acceso a FTP desde Pyongyang. Todo era subido y descargado en Pekín y enviado a Pyongyang en un disco duro que era transportado por una aerolínea. En ese entonces, Air Koryo tenía solo tres vuelos a la semana a Pekín“, explicó el director. El hecho de que Estados Unidos sea generalmente el usuario final de estos servicios, lleva a que los intermediarios necesariamente oculten sus vínculos con el país del norte de la Península coreana. Una vez que el producto sale de ese país, se convierte en mercancía internacional, despojándose de cualquier “contaminación ideológica” o antipatía política.

Los franceses se destacan como los principales clientes de estos servicios. Entusiasmados con las técnicas tradicionales de animación (dibujo a mano) participan en varios proyectos en los que intervienen animadores de Corea del Norte. Sin embargo, tal como señalamos líneas atrás, esa información suele ser negada o desmentida, pues esos vínculos suelen ser un poco urticantes para el resto de la industria. El costo total sigue siendo un gran aliciente, pues es incluso 6 veces más bajo que en Europa y 3 veces menor que lo que cobran los estudios de China o Corea del Sur.

Mi régimen es un dibujo
Empress Chung - Poster

Y ya que lo nombramos, es importante señalar el rol que el vecino del Sur ocupa en este sentido. El estudio Akom, por ejemplo, adquirió renombre internacional por su participación en diferentes series animadas. Del lápiz de estos ilustradores salieron capítulos enteros de Los Simpsons, Animaniacs, Pinky y Cerebro o Los Tinytoons; un detalle que no deja de sorprendernos. La colaboración entre los dos países no está atravesando su mejor momento, pero hay algunos hitos que sirven de ejemplo para señalar la tarea conjunta que se realizó en este sentido, como puede ser la nombrada Empress Chung o el pingüinito más famoso de Asia, el pequeño Pororo.

Es necesario concluir esta breve reseña sobre la animación en ese país con una frase de Kim Jong-il, padre del actual líder norcoreano: “El cine ocupa un lugar importante en el desarrollo general del arte y de la literatura. Por sí mismo, es una poderosa arma ideológica para la revolución y la construcción”. Es deseo de todo Xiahpop que el hijo siga al pie de la letra las palabras de su padre y que en lugar de jugar a la guerra con sus chiches atómicos, ponga su energía en la realización de dibujitos animados. Sus niños estarán un poquito más felices, aunque esas sonrisas serán el reflejo de un autoritarismo anacrónico y absurdo.

Fuente: Diario La Nación. hiroshi@xiahpop.com



A %d blogueros les gusta esto: