Search

Kim Ki Duk: El plato preferido de los censores

El arte suele ser una de las vías más permeables al momento de dar rienda suelta a los distintos tabúes que sobreviven en la sociedad moderna. El cine, como una de las expresiones artísticas más populares se ha caracterizado siempre por su golpe de efecto, y en muchos casos, interpretando a su manera la irreverencia oculta de su tiempo nos ha entregado películas subversivas, disruptivas, concebidas para movilizar el status quo.

Kim Ki Duk se ha convertido con el paso de los años en uno de los directores más celebrados en la escena internacional, pero quizá en el más criticado en el plano de lo domestico. La indiferencia no es una opción frente a sus películas, pues en algunas oportunidades hace gala de una belleza que nos subyuga y en otros casos pone sobre el lienzo las miserias de nuestra existencia en su máxima expresión. Debemos entender su impostura no como un burdo artilugio marketinero, sino como una verdadera elección a la hora de filmar.

Su nueva película, Moebius (뫼비우스), ha despertado la polémica incluso antes de su estreno. El director ha tenido que cortar un minuto y veinte segundos de su nuevo proyecto, en razón de complacer en un nuevo juicio a las autoridades del Korea Media Rating Board (KMRB), el organismo encargado de calificar a las distintas producciones cinematográficas. El KMRB le dio al film la calificación “restringida”, lo que implica la imposibilidad de proyectar la película en toda Corea del Sur, ya que no hay en el país el tipo de “salas especiales” que la estricta legislación exige para ese tipo de películas. ¿El motivo de esta censura indirecta? Los encuentros incestuosos entre una madre y su hijo.

La burocracia atenta contra la creatividad

Kim Ki DukCreo que todos estamos de acuerdo en que tanto Occidente y Oriente hicieron del incesto uno de los tabues más fuertes y sobre los que se construyeron otros de menor intensidad. Kim Ki Duk opto por “sacrificar” parte de su película y asi evitar inconvenientes en la distribución local de la película, pautada para Septiembre. En virtud de ello “cortó” y editó mas de lo que tenia pensado –21 escenas– para asegurarse la posibilidad de no recibir de nuevo una calificación de ese estilo, y especulando a contrarreloj con los tres meses que insume esta apelación ante las autoridades.

Moebius es el retrato de la destrucción de una familia que comienza a desintegrarse a partir de los deseos sexuales que nacen entre sus integrantes. Al igual que con 3-Iron, Kim Ki Duk apeló a la ausencia de diálogos, poniendo todo el potencial en la expresión y actuación de los protagonistas. Es un director que nunca subestima al espectador y es por eso que aclara “el guion puede parecer oscuro, todo depende del nivel de la audiencia. Tengo la esperanza de que el publico adulto pueda comprender lo que quise transmitir y cuales fueron mis intenciones.

Consultado sobre el corte de escenas, aclaró: “Para un realizador es un hecho desafortunado, pero en un mercado donde el margen para triunfar es muy acotado, yo no puedo dejar pasar esta oportunidad para el estreno”. A su vez, puso el foco de la critica sobre las pocas posibilidades que tienen las películas independientes para conseguir salas de cine donde proyectarse, remarcando la importancia que cobran los festivales de cine a lo largo del mundo en ese sentido.

Por ultimo, Kim Ki Duk manifestó su profundo pesar acerca de la libertad de de expresión artística en Corea: “En el futuro, las películas que necesiten representan escenas “problemáticas” deberán contar en su elenco con actores y producciones extranjeras”. En Xiahpop hemos sido siempre críticos con este tipo de prácticas censoras. Sin dudas ese es uno de los asuntos más reprochables de un Estado que pretende expandirse a través del Hallyu pero que dentro de sus fronteras se maneja con políticas artísticas reaccionarias, haciendo gala de un conservadurismo anacrónico y que no hace justicia al potencial cultural que tiene ese país.

En este tipo de cuestiones, más que en otras, tu opinión es un granito de arena que nos ayuda a pensar de otra manera y a hacerle cosquillas al status quo. Frente a la censura, incluso cuando se da de manera subrepticia, la suma de las voces se vuelve una herramienta fundamental. Seguimos entonces formando lectores críticos y capaces de poner en jaque a los vetustos resabios de épocas más oscuras.

Fuente: OmonaTheyDidnt.com / hiroshi@xiahpop.com



Somos XiahPop, el magazine online que más sabe sobre cultura asiática. Con el staff más completo y capacitado. Trabajando desde el año 2008 para difundir la cultura asiática a través de nuestra página web y eventos.