Search

Hide and Seek: Suspenso urbano

A esta altura ya debiera existir un subgénero dedicado exclusivamente a “los complejos habitacionales derruidos y abandonados en los que pasa de todo” y es que Hide and Seek (숨바꼭질 – Soombakkokjil), película sobre la que le hablaré en esta reseña, se convierte en otro exponente que aborda esa temática. Las enormes paredes de un complejo de edificios en las afueras de Seúl cortan el cielo y nos obligan a conocer un lugar al que solo accederíamos por fuerza mayor. Del otro lado y logrando un contraste casi obsceno, nos encontramos con la fantástica torre en la que vive Sung Soo con su familia, ubicada en una de las zonas más ricas de la capital coreana.

Dueño de un lujoso café y modelo de padre de familia, nuestro protagonista parece, y de hecho lleva una vida que se mantiene dentro de lo que la sociedad puede considerar como un coreano exitoso. Dedicado a su negocio y a asegurar el bienestar de sus seres queridos, Sung Soo no manifiesta ningún tipo de tono discordante en su rutina. Claro que nadie tiene una vida tan prolijita y en algún momento pintamos fuera de la línea. Cuando su hermano desaparece misteriosamente dejando tras de sí más dudas que certezas, todo cambiará y solo miraremos atrás escapando de un perverso juego del gato y el ratón.

La apatía del protagonista frente a todo lo que sucede a su alrededor me resulta particularmente interesante. En un primer momento la asumí como una falencia del actor al interpretar su personaje, pero con el pasar de los minutos me di cuenta que en ella se funda la característica principal de Sung Soo. Sus obsesiones juegan en ese sentido un rol fundamental. De hecho, parte del guion gira en torno a su pasado y la culpa que lejos de acongojarlo lo convierte en un ser oscuro y distante.

Jeon Min Sun interpreta a la típica mujer coreana que acompaña a su marido y se dedica al cuidado de sus hijos y su hogar. Ese rol prototípico se convertirá hacia el final de la película en su mayor karma, pues el instinto primitivo y territorial cobrará una fuerza tal que pondrá en juego todo aquello que construyó a lo largo de sus años de matrimonio. Los hijos de la pareja, interpretados por los adorables Jung Joon Won y Kim Soo Ahn, serán los que con sus constantes chillidos te pondrán los pelos de punta. Hace tiempo no veía a dos pequeñitos llorar de esa manera frente a las cámaras. El llanto sostenido se convierte en algo molesto (pero singularmente divertido).

Hide and Seek - Escena

Hide and Seek es un thriller que por momentos sigue la formula tradicional del género pero que hacia mitad de la película nos ofrece una vuelca de tuerca que la hace en apariencia más interesante. Deja muchos cabos sueltos y pierde la oportunidad de aprovechar muchos detalles que la hubiesen enriquecido. El ritmo vertiginoso que adquiere hacia al final quizás logra equilibrar el tránsito lento del comienzo. Ojo, el misterio está presente desde los primeros minutos; eso es inobjetable. La labor de los actores no escapa del promedio y por momentos resulta un poco anodina, pero se ponen sobre sí la trama y se desenvuelven de manera convincente. Todo esto convierte a esta película en una muy buena opción para cualquiera de las noches de este fin de semana, los animo a verla.

Saben que pueden contactarme en mi página personal de Facebook (Hiroshi-XP) o en mi nueva cuenta de Twitter (@cinetiquette) para preguntas, recomendaciones u opiniones varias. De hecho, si quieren acceder a la película online no tienen más que hacérmelo saber y encantado compartiré con ustedes el link por las vías anteriormente mencionadas.

Fuente: Hiroshi@xiahpop.com




A %d blogueros les gusta esto: