Search

Mundial Brasil 2014: Rusia 1-1 Corea del Sur.

El último debut del mundial, tiene como protagonista a nuestra querida Corea del Sur (y al árbitro Argentino, pero ese es un detalle menor para nosotros xD), participante fijo de los mundiales, y que siempre sueña con alcanzar la segunda ronda (y ni hablar si llegan a lograr un histórico lugar en semis como en el 2002). En caso de estar intrigados, en la plantilla de Corea se destacan estos nombres.

Comenzando el partido, y con ello el debut mundialista frente a Rusia (próxima sede del mundial 2018), veíamos un partido en donde si bien Corea tenía planeado una buena salida de contraataque en caso de que se de la situación, el equipo quien tenía posesión de la pelota la dominaba, y la repartía entre sus jugadores hasta ver si podían desequilibrar de algún modo sin necesariamente poner todos sus defensores atrás tan descaradamente, con Corea apuntando más central, y Rusia abriendo la cancha y algunos centros que no llegaron a destino de un delantero Ruso (mérito de la defensa, claro), excepto un centro por la izquierda que el delantero despejo en vez de apuntar al arco. Al llegar a los 25 minutos, Corea se mantuvo firme en defensa evitando que suceda algún imprevisto, quizás enfriando el partido y manteniendo la velocidad constante sin cambios de ritmo, lo cual favorecía a este seleccionado, ya que ante cualquier situación estarían expectantes de salir y ahí si, cambiar la marcha como seguramente habrían planificado en un principio.

Así como Rusia tuvo dos lanzamientos al arco seguidos por un tiro libre y contragolpe respectivamente, Corea tuvo lo suyo desde fuera del área rozando el poste izquierdo y otro que se fue a las nubes pero pudo haber sido mejor, armándose de a poco el partido entrado los 30′ del mismo, con intentos para destrabar las defensas bien impuestas por ambos cuando les tocaba demostrarlo; y con un calor agoviante, notandose en los rostros y el sudor de los jugadores (y en las camisetas apretadas), se fue finalizando este primer tiempo, con Corea en su mejor momento, con ocasiones y haciendo circular el balón, lo que a priori sería una buena expectativa hacia el segundo tiempo. (Por lo general uno se entretiene más cuando participa un equipo a quién uno le tiene cierto afecto, por lo que a algunos le podrá resultar aburrido, pero a mi no me ha disgustado).

Finaliza el primer tiempo sin ventajas.

Finaliza el primer tiempo sin ventajas.

Ya con los primeros 5 minutos del Segundo Tiempo teníamos suficiente para ilusionarnos de un partido más dinámico, con 2 situaciones seguidas para cada lado, con tiros de afuera del área principalmente con buenas resoluciones de los arqueros, y con ambos equipos animándose más. El primer cambio del partido del equipo Surcoreano, se dio a los 56 minutos cuando ingreso Lee Kuen Ho en lugar de Park Chu Young, previo a otra ocasión de gol de Corea mediante un tiro libre directo que el portero cubrió en dos tiempos y otro de un cabezazo sin fuerza, también proveniente de otro tiro libre. Insistiendo e insistiendo, lanzando de afuera repetidamente con un portero que dejaba rebotes sin desearlo, fue como llegó, mediante un lanzamiento de fuera del área del ingresante Lee Kuen Ho, el gol de Corea, precisamente, con un arquero que no pudo retener el balón (mal día para él, por suerte para nosotros) y dando la ansiada ventaja al conjunto Asiático a los 68′ del partido.

No quiero ser aguafiestas, pero lamentablemente, en el mejor momento de Corea, y sin merecerlo, tras un conjunto de rebotes y atajadas y el pinball humano, llega el empate de Rusia, a los 74′ del encuentro; lo cual siempre te da un sabor amargo, sobretodo cuando uno hace muy bien las cosas (al menos para las expectativas previas que se tenían), pero es así el deporte. Debo admitir que a partir de ahí me distraje con lo que sucedía en el campo de juego con lujo de detalle, porque la ansiedad que a uno le agarra cuando un equipo que te ha cautivado sufra un empate sin merecer, te da una mezcla de sufrimiento por si llega a pasar lo mismo o ansiedad de volver a tomar control del partido. A grandes rasgos, Corea no se salió de su molde con buenas intenciones, mucho mejor que en el segundo tiempo, mientras Rusia mantuvo su nivel a lo largo del partido, si bien no me animo a decir que era “malo”, fue conservador y sin destacarse.

La celebración parcial de Corea tras el gol de Lee.

La celebración parcial de Corea tras el gol de Lee.

Los cambios del equipo Asiático, culminaron cuando a los 73′ salía el defensor (de buen partido) Hong Jeong Ho reemplazado por Hwang Seok Ho, y a los 84′, uno de los destacados Son Heung Min salía en lugar de Kim Bok Yung. Así poco a poco el partido se fue disipando y conformándose con el tanteador ambas naciones, que a priori, parece ser un mejor resultado para Corea, ya que venía como el menos favorito de ambos. Sinceramente no me esperaba que Corea sea dominante en este partido, pero según mi punto de vista, quizás subjetivo por mi favoritismo lógico, lo ha sido y de muy buena manera su presentación y debut en este mundial, por lo que espero unas buenas actuaciones a futuro, y le deseamos lo mejor en sus próximos encuentros.

El próximo partido será este Domingo, a las 16 hrs. Un horario en el cual la mayoría está libre, y podremos alentarlos frente al rival más débil del grupo en teoría: Argelia.

 




  • Mik

    Ojala tenga mejor suerte para el segundo partido. Allí estaré alentando a los diablos rojos (que fuerte suena decir esto para una hincha de Racing)

  • mr kia

    el primer tiempo vi a una corea muy fisica , corriendo todas las pelotas y a una rusia apagada y queriendo defender el punto en ves de ganar tres con un dt raton ultradefensivo ya en el segundo tiempo con el regalo del arquero ruso recien ahi el raton de capello cambio el esquema y justo los dos jugadores que puso uno se creo casi solo el remate y el otro aprovecho el rebote ya despues todos estaban sin piernas se conformaron con el empate . La verdad fue un partido sin muchas emociones “ABURRIDO”

  • Drope

    Mea culpa, donde dice “Mucho mejor que en el segundo tiempo”, léase: “Mucho mejor que en el primer tiempo”.

  • Tímido en el primer tiempo, Corea mostró parte de su potencial en el segundo tiempo. Juego ordenado, prolijo, con buenas diagonales y algunas individualidades que prometen. Los dos goles fueron torpes, aunque el primero tuvo su origen en la potencia del disparo y el segundo en el barullo sobre el punto del penal. Vamos por el segundo…:)

A %d blogueros les gusta esto: