Search

Curiosidad: Dime como cruzas los brazos y te diré quien eres

O al menos esa es la forma en la que podríamos resumir el resultado de los últimos “estudios” realizados sobre esta temática. El lenguaje corporal dice de nosotros más de lo que podemos imaginar (o disimular) y a medida que las neurociencias avanzan en su campo de estudio, nos despachamos con fascinantes conclusiones sobre la incidencia que lo gestual tiene en nuestra vida cotidiana.

Brazos cruzados - PsicologiaHaz la prueba y cruza los brazos ¿Hecho? Muy bien, ahora trata de hacer lo mismo, pero en sentido contrario. Si estás con tu brazo derecho sobre el izquierdo, trata de cambiar la posición. Definitivamente se siente algo incomodo y antinatural ¿No? Los estudios que referíamos al comienzo de la nota han demostrado que la mayoría de las personas tiene una dirección preferida para cruzar los brazos, teniendo algo de ventaja el brazo izquierdo sobre el derecho, aunque la diferencia es casi nula. También están aquellos, la excepción, para los que cualquiera de las direcciones está bien y ni siquiera piensan en la diferencia que existe entre una postura y la otra.

Quizá estos postulados te suenan un tanto absurdos y no encuentras el verdadero sentido de la investigación, pero increíblemente hay en esta elección inconsciente un gran componente psicológico que debidamente estudiado dice algo sobre nuestra personalidad. Antes de pasar al perfil de cada elección, puedes intentar con otra prueba: entrelaza los dedos de ambas manos entre sí y fíjate que pulgar queda sobre el otro. Ya con este dato, pasemos a analizar los resultados:

Si al cruzar los brazos y entrelazar tus dedos el lado derecho queda sobre el izquierdo, en apariencia sos una persona que piensa bastante antes de formar una primera impresión sobre una persona o circunstancia. Al confrontar situaciones problemáticas lo haces siempre de manera reflexiva, teniendo como resultado profundas conclusiones.

Sin embargo aquellos que al cruzar los brazos colocan el derecho sobre el izquierdo, pero el pulgar siniestro prevalece sobre el diestro, tienden a privilegiar su instinto en lo referente a las primeras impresiones, aunque compensan con un pensamiento lógico al momento de resolver problemas. Si al momento de cruzar tus brazos y dedos dejaste por encima el lado izquierdo, sos puro instinto y en la mayoría de los casos actúas antes de pensar y llegar a una conclusión.

Los más incrédulos afirman que no hay pruebas serias que avalen este tipo de conclusiones y que en realidad la forma en la que cruzamos nuestros brazos están ligadas a costumbres adquiridas durante nuestra infancia, jugando el componente hereditario un papel importante. Otros afirman que la mayoría de las personas varían su postura inconscientemente, no habiendo una real preferencia por uno de los brazos sobre el otro. Algunos ponen de ejemplo a los hermanos gemelos, ya que muchos de ellos manifiestan un fenómeno que se conoce como “gemelos en espejo”, pues cruzan sus brazos de manera opuesta. Sea cual sea el lado que prefieras, si hay algo que no tenemos que hacer en esta vida es quedarnos de brazos cruzados.

Fuente: En.RocketNews24.com / hiroshi@xiahpop.com



Somos XiahPop, el magazine online que más sabe sobre cultura asiática. Con el staff más completo y capacitado. Trabajando desde el año 2008 para difundir la cultura asiática a través de nuestra página web y eventos.