Search

“Twenty” de Lee Byeong-Hun

No quería terminar el año sin comentar la que entiendo fue una de las mejores comedias que recibió la cartelera coreana durante el 2015. Confieso que la propuesta no me resultaba particularmente atractiva, más allá de estar integrada por una trio protagónico muy fuerte. Por fortuna lo mío eran solo prejuicios, pues pese a que no me topé con una obra maestra del género – algo casi imposible en la comedia de estos tiempos, “Twenty” (스물) de Lee Byeong-Hun es un film muy divertido, con algunas escenas que valen por sí mismas todo el resto.

En “TwentyKim Woo-Bin interpreta a Chi-Ho, un muchacho de buen pasar económico cuya única meta en la vida es conseguir el visto bueno de toda mujer que se cruce por su camino. Su carrera de Don Juan amateur es financiada de mala gana por sus padres, constantemente preocupados por el futuro de su hijo, pues este no da señales de madurez ni siquiera al respirar. Por otro lado nos cruzamos a Junho (integrante de 2PM) quien en el papel de Dong-Woo, un entusiasta joven que sueña con convertirse en un artista de manwha, pero al que la vida le ha puesto un par de pruebas. Responsable de mantener a su familia luego de la partida de su padre, debe combinar su rutina académica con varios trabajos temporales. El elenco se completa con Kang Ha-Neul, responsable de darle vida a Gyung-Jae, quien está cursando el primer año en la universidad, con todas las emociones que eso trae aparejado. Luego de un debut algo vergonzoso, conoce a la bella Jin-Joo, una sunbae que no tardará mucho en captar toda la atención del novel estudiante.

¿Qué tienen en común estos jóvenes? Los tres son amigos desde la infancia y tal como indica el título de la película, están lidiando con las primeras experiencias de sus veinte años, edad que para los coreanos y en particular para los varones tiene un significado especial; algo así como el paso de la adolescencia a la adultez. No tardaremos demasiado en convertirnos cómplices de estos chicos y sus pequeñas aventuras. Chi-Ho se enredará con una jovencita que conoce de manera accidental, enfrentando un dilema, pues hace tiempo tiene una relación con So-Min, interpretada por Jung So-Min. Algo parecido le pasará a Gyung-Jae, quien sucumbirá ante los encantos de su compañera mientras trata de no hacer el rídiculo, pues debemos convenir en que su trato con las chicas no es precisamente uno de sus talentos. Lo de Dong-Woo es un poco más complicado, pues la tensión entre sus obligaciones y su sueño se vuelve cada vez más determinante, a la vez que debe lidiar con So-Hee (Lee Yoo-Bi), quien está perdidamente enamorada de él.

Los personajes secundarios también aportan una cuota interesante, un factor necesario si tenemos en cuenta que la comedia requiere de un ritmo trepidante; aburrirse no es una opción. “Twenty” es una comedia redonda en el sentido de que tiene todos los elementos para ofrecerle al público un rato bien entretenido. Lo tragicómico juega un rol fundamental en determinados trayectos de la película y el carisma de los tres jóvenes en cada uno de sus roles hace del film una experiencia muy llevadera. No quiero adelantarles demasiado, pero hay una escena sobre el final que posiblemente sea una de las mejores del año, un perfecto resumen del dilema existencial al que se ven sujetos los protagonistas. Recomendable de principio a fin.

Por Hiroshi (@cinemastodonte)




A %d blogueros les gusta esto: