Search

[Sabores de Corea] Kimchi 김치

Kimchi, el plato coreano por excelencia. Aquellos que alguna vez hemos probado algún plato de la gastronomía coreana llegamos rápidamente a dos conclusiones: sin duda los coreanos prefieren la comida sana y, por supuesto, cuanto más picante mejor.

No sé que dirán los amigos mexicanos al respecto, tal vez exagero y para ellos esto no es nada pero realmente para un argentino es picante.

Nosotros tan acostumbrados a lo salado y lo dulce nos encontramos frente a platos realmente potentes. Hoy voy a compartir con ustedes una pequeña receta de Kimchi que encontré en un libro.

¿Se animan a preparar el plato más tradicional de Corea en sus casas?

Receta de Kimchi

 

Paso 1:

Dividir el repollo en cuartos. Empezar cortando desde la raíz y solo hasta la mitad, luego usar las manos para separar el resto. Esto evitará que queden pequeños trozos de repollo. Preparar los siguientes ingredientes: ají coreano en polvo, cebollas verdes, rábanos, zanahorias, cebollas, azahar, peras, anchoas o salsa de camarones, azúcar, ajo, jengibre, ostras, semillas de sésamo y sal gruesa.

Paso 2:

Poner pizcas de sal de forma pareja entre las hojas del repollo. Después de 10 minutos, sumergir el repollo en una olla con agua salada. Dejarlo en remojo alrededor de 6 horas revolviendo cada tanto al menos 10 veces durante el proceso.

Paso 3.0:

Enjuagar el repollo salado por lo menos dos veces y dejarlo escurrir alrededor de 3 horas. Es importante no salar el repollo demasiado. Las hojas deben mantenerse ligeramente crujientes. Si es cocido exageradamente el condimento picante podría no ser absorbido.

Paso 3.1:

Por cada repollo (2 kg.) Combinar y revolver una taza de ají coreano en polvo, 30 gramos de salsa de camarones o anchoas, 10 gramos de azúcar, 5 gramos de jengibre picado, 40 gramos de ajo picado, algunas ostras y una pera hecha puré.

Paso 3.2:

Cortar los rabanos y la zanahoria en tiras de entre 0,2 y 0,5 cm. de ancho. Cortar las cebollas y las cebollas verdes del mismo largo. Antes de mezclar todos los ingredientes, remojar los rabanos en agua salada alrededor de media hora y luego enjuagar.

Paso 4:

Cortar cada ingrediente en tiras (Paso 3.2), picar el ajo, el jengibre y hacer puré de peras. Para el relleno, combinar todos los ingredientes y mezclar.

Paso 5:

Cubrir cada cuarto de repollo con la apropiada cantidad de relleno, asegurarse que sea parejo entre cada hoja. Para darle un sabor crocante, esparcir algunas semillas de sésamo en cada cuarto y apilarlos en un recipiente.
Si se quiere comer el kimchi fresco se puede comer sin fermentar. Si en cambio se lo quiere usar para un guisado o panqueques se lo dejar fermentar por 2 o 3 días en una área con ventilación o en el refrigerador.
Ahora que sé hacerlo me voy a ir al barrio coreano a comprar algunos ingredientes y a probar hacerlo.
Qué me salga bien es un desafió más grande sino mami siempre sabe más que yo…
¡Maaaa! ¿Por qué no me queda como en la foto?
Créditos:
Insight Sabah (imagen)


Yo soy Mik, una de las fundadoras de XiahPop. Mi especialidad en esta página son las review y los informes de sociedad. Soy bastante exigente así que no esperen de mi un puntaje excelente.


A %d blogueros les gusta esto: