Search

Yoo Kwan soon, la joven heroína de la independencia coreana

A veces las heroínas viven muchos años luchando. A veces solo con pocos años de vida logran marcar toda la historia de un país. Yoo Kwan soon es de estas últimas, con solo 18 años fue una pieza fundamental en la independencia de Corea. El primero de marzo, Corea conmemora el “Movimiento de independencia” y es allí donde la Juana de Arco coreana, como algunos las llaman, toma protagonismo.

Biografía de Yoo Kwan soon

Primero vamos a conocer un poco de su historia. Kwan Soon nació el 15 de marzo de 1904 en la provincia de Chungcheong, Corea. Siempre fue una chica activa e inteligente. Cuando cursaba en el colegio, su maestra Alice Sharp, una misionera occidental, le recomendó seguir sus estudios universitarios en La Universidad de Mujeres Ewha donde por supuesto ella accedió.

Lamentablemente su tiempo allí duró muy poco.  Luego de una gran manifestación, la universidad fue clausurada por el gobierno japones, que en ese momento tenía el poder de Corea, luego de invadirla el 22 de agosto de 1910.

Y aquí es donde Kwan Soon comienza su lucha, en realidad, la de toda una nación…

Yoo Kwan soon y su lucha por la independencia

En enero de 1919, Gojong quien fue el rey de Corea, murió asesinado luego de una ardua lucha por su país. Este hecho desató un deseo enorme por los coreanos por recuperar lo que era suyo y que poco a poco el régimen japones les estaba negando. No mucho mas adelante, el primero de marzo del mismo año, mientras se se llevaba a cabo el funeral del emperador Gojong, 33 activistas establecieron la Declaración de la Independencia y fue leída al público en el parque Tapgol, en el centro de Seúl, esta declaración luego fue enviada al Gobernador General de Corea.

La joven Kwan Soon, quien había regresado a su cuidad natal, no quiso quedarse con las manos vacías. Con su corta edad, y con mucho deseo por ver nuevamente a su Corea brillar libremente, organizó ese mismo día una enorme manifestación que convocó a miles de vecinos  gritando “¡Larga vida a la independencia de Corea!” (“대한독립만세“).

Finalmente la policía japonesa los dispersó y Yoo Kwan Soon fue arrestada junto a otros manifestantes. Sus padres fueron asesinados por la policía japonesa.

Un final y un principio

Luego de ser arrestada, Yoo Kwan Soon rechazó la oferta de admitir su “crimen” y cooperar con el gobierno japones dando nombres y así obtener una pena menor. Pero ella se negó y  continuó protestando por la independencia de Corea aun en la cárcel, por la que recibió terribles torturas de oficiales japoneses. Hasta su muerte en prisión el 28 de septiembre de 1920, como resultado de la tortura.

Aunque la historia de esta luchadora termine trágicamente, los coreanos la recuerdan hoy con mucho orgullo. Una mujer que en épocas de dolor y opresión, fue de inspiración para todo un pueblo.  Ella fue una de las primeras mujeres icónicas que se ha conocido en la historia de Corea.

Hoy queríamos dedicarle esta nota para recordar que la unión hace la fuerza, sin importar la edad, sino el deseo de luchar por lo que es justo. Gracias Yoo Kwan Soon por ser madre de la patria coreana.

Créditos: runawayjuno + wikipedia + byillust+ Sam@Xiahpop


De Buenos Aires, Argentina, CEO y creadora de Xiahpop. Amante de Asia, principalmente Corea, segunda patria. Estudiante de veterinaria. Vive en un mundo color de rosas