Search

[Opinión] Don’t Wanna Cry de SEVENTEEN

SEVENTEEN revela el primero trabajo de su proyecto anual “2017 Seventeen Project,” la canción titulada Don’t Wanna Cry pertenece a su 4to mini album Al1, que representa la palabra “alone.”

Esta vez SEVENTEEN incorpora EDM en su pista titular “Don’t Wanna Cry.” El album contiene canciones de las sub unidades y un dueto entre Jun y The8.

[Opinión] Don’t Wanna Cry de SEVENTEEN

SEVENTEEN hace su regreso con Don’t Wanna Cry una canción trendy de tropical house en la que incorpora algunos elementos tradicionales de K-pop.

El estribillo es adictivo con esos burbujeantes sintetizadores y los arreglos vocales pero eso no quita que sea una canción simple con pocos momentos dramáticos. La estructura es una fórmula probada en el pop occidental que aspira al easy listening sin demasiadas pretensiones musicales.

Sin embargo no podemos ignorar completamente que intentaron ponerle su marca registrada con algunos de sus famosos ad-libs en el estribillo. La linea de rap como vocal no aporta demasiado, los vocalistas son, sin duda, de los más sólidos entre los grupos idols.

El resultado es bueno pero baja el nivel con respecto a sus anteriores lanzamientos. Se siente muchísimo menos personal y creativo.

Por otro lado tenemos el video musical.

Tiene algunas preciosas panorámicas que enfatizan la coreografía, algunos primeros planos y acercamientos, todo con gran sutileza para enfatizar la narrativa. Sin embargo no es algo que no hayamos visto, el video no tiene ese detalle que lo haga recordable (escena memorable).

¿Lo mejor de este regreso? La coreografía.

Coordinada, sensible, con gran energía, buenos desplazamientos y formaciones (fundamental para un grupo con tantos integrantes).

El resultado de este trabajo es firme en su conjunto pero no tiene el impacto musical y el atrevimiento de sus anteriores trabajos. Aunque sí se puede destacar que SEVENTEEN se animo a salir de la zona de confort para probar otros géneros.

Comentarios

  • Música6
  • Letra6
  • Vocal/Rap7
  • Estética/Argumento7
  • Coreografía8
  • 6.8

    Score

    SEVENTEEN hace su regreso con una canción trendy de tropical house en la que incorpora algunos elementos tradicionales de K-pop. El resultado es bueno pero baja el nivel con respecto a sus anteriores lanzamientos. Se siente muchísimo menos personal y creativo. El estribillo es adictivo con esos burbujeantes sintetizadores y los arreglos vocales pero eso no quita que sea una canción simple con pocos momentos dramáticos. La estructura es una fórmula probada en el pop occidental que aspira al easy listening sin demasiadas pretensiones musicales. Sin embargo no podemos ignorar completamente que intentaron ponerle su marca registrada con algunos de sus famosos ad-libs en el estribillo. La linea de rap como vocal no aporta demasiado, los vocalistas son, sin duda, de los más sólidos entre los grupos idols. Por otro lado tenemos el video musical. Tiene algunas preciosas panorámicas que enfatizan la coreografía, algunos primeros planos y acercamientos, todo con gran sutileza para enfatizar la narrativa. Sin embargo no es algo que no hayamos visto, el video no tiene ese detalle que lo haga recordable (escena memorable). ¿Lo mejor de este regreso? La coreografía. Coordinada, sensible, con gran energía, buenos desplazamientos y formaciones (fundamental para un grupo con tantos integrantes). El resultado de este trabajo es firme en su conjunto pero no tiene el impacto musical y el atrevimiento de sus anteriores trabajos. Aunque sí se puede destacar que SEVENTEEN se animo a salir de la zona de confort para probar otros géneros.


Soy Mik, fundadora de XiahPop. Productora de eventos, periodista, escritora, directora de imagen, publicidad y editora general. Difundiendo la cultura y el entretenimiento de Asia Oriental por más de 10 años en pos de alentar la diversidad y la inclusión.